favicon Oscar Clemente Robledo Cortador Especializado en Jamón
BODAS

ENLACES DE ENSUEÑO

¡Me enamoran las bodas! Dentro de unos meses os vais a casar, ¿y todavía no tenéis un cortador de jamón? Sabes lo mucho que a los invitados les gusta. ¡Cuenta conmigo!

Plato Jabugo Maximiliano.
Boda y Amor y Jamón.

El evento por dentro

Muchos de mis clientes, especialmente aquellos que están planificando una boda, suelen consultarme sobre cómo me organizo en un evento, qué necesidades tengo y todos los detalles necesarios para coordinarme con el catering, el hotel, el restaurante o el equipo de chefs, jefes de sala y camareros. Permítanme explicarles el proceso paso a paso para que puedan visualizar mejor el resultado de su mesa o buffet de jamón conmigo cortando una de nuestras delicias gastronómicas que siempre es un éxito en las bodas.

Normalmente, llego al menos una hora y media antes del comienzo del evento para encontrarme con el responsable y preparar mi área de trabajo, asegurándome de que todo esté listo. Una vez allí, preparo mis herramientas y me informo sobre cualquier detalle de última hora para asegurarme de que todo va según lo previsto. Procedo entonces a limpiar el jamón, que a menudo los clientes han comprado confiando en mi criterio. En algunos casos, y esto no supone un inconveniente para mí, el jamón ibérico (según el presupuesto puede variar) es proporcionado por los novios.

Después de limpiar el jamón, comienzo a servir los primeros platos rápidamente para evitar filas y asegurar que todos puedan disfrutar sin esperas. Posteriormente, en la parte más vistosa del jamón, la maza, preparo varios platos decorativos que realzan la presentación y dan la bienvenida a los invitados de manera espectacular.

A medida que se acerca la hora de llegada de los invitados y empieza la música, el ambiente de la boda se vuelve más emocionante. Cuando el jefe de sala da el visto bueno, comienzo a ofrecer pequeñas porciones de jamón. Ajusto mi ritmo al de los invitados, asegurando que todos disfruten mientras mantengo un buen ambiente. Con el paso de las horas, el jamón se reduce a la mitad, y algunos invitados esperan hasta el final para degustar los últimos trozos, aprovechando al máximo la pieza.

Finalmente, con algo de tristeza, llega el momento en que los invitados se retiran a las mesas para continuar con los platos principales, postres, café y el baile. Es entonces cuando comienzo a recoger y me despido, esperando que nos volvamos a ver en otra ocasión, quizás en el aniversario de la boda.

En cada boda, me gusta pensar que gano amigos para toda la vida.

GALERÍA

Avalado por...

EXPLÍCAME...

¡Estoy aquí para hacer que tu experiencia sea excepcional!

Déjame tu número de teléfono y te llamaré lo antes posible para que me cuentes qué necesitas y en qué puedo ayudarte.

Scroll to Top
Chat
Hola! Soy Oscar y estoy aquí para ayudarte...